mas

Semillas de limón

02.06.14

Hoy os proponemos una forma de obtener vuestro propio limonero haciéndolo vosotros mismos desde el principio. Guarda las semillas de un limón y úsalas para plantar tu propio limonero. Una vez que hayas quitado las semillas del limón, mantenlas húmedas hasta que las plantes en la tierra.

Fases:  

  • Corta un limón por la mitad y quítale las semillas con la punta del cuchillo. Enjuaga las semillas para quitarles el jugo y la pulpa hasta que tan solo queden las semillas.
  • Llena una maceta de turba para germinar con tierra para macetas. Planta una semilla de limón en cada maceta de turba por separado a media pulgada de profundidad y riega la tierra para mantenerla húmeda. Cubre las macetas de turba holgadamente con una envoltura de plástico.
  • Sitúa las macetas en un lugar cálido hasta que broten las semillas y continúa regando la tierra para mantenerla húmeda. Quita la envoltura de plástico y pon las plántulas en una ventana que reciba luz solar, esta fase es importante. Mantén las semillas en las macetas de turba hasta que las raíces hayan crecido hasta el fondo.
  • Transplanta las plántulas del limonero a una maceta con tierra fresca. Planta las plántulas del limonero a la misma profundidad en que estaba creciendo en la maceta de turba, y riega el limonero y mantenlo en un lugar soleado.
  • Asimismo, cuando el limonero alcance una altura de 6 pulgadas, transplántalo al exterior, donde reciba bastante luz solar.
  • Agrega el abono para mantener saludable al limonero. Planta el árbol a la misma profundidad en que estaba creciendo en la maceta de turba.

Qué necesitamos:

  • Un limón
  • Un cuchillo
  • Macetas de turba para germinar
  • Tierra para macetas
  • Abono

Fuente: ehowenespanol.com

Compartir