mas

Miel y limón

22.05.14

Todos sabemos lo molesto que es tener dolor de garganta, quedarse ronco o simplemente que al toser te hagas daño.

El limón con miel tiene muchos beneficios y es muy adecuado para estos casos, ya que la mezcla del limón con su toque de miel consigue que tu garganta se suavice en cuestión de minutos.

Método

Sólo necesitas: agua, limón y miel.

Pon a hervir agua. Puedes hacerlo en el microondas, en un cazo o poner a hervir el agua en una tetera. Vierte el agua hirviendo en una taza en el caso que lo hayas hecho en un cazo o en tetera. Si lo has calentado al microondas, ten cuidado al coger la taza porque puede estar muy caliente.

Coge el limón y con una tabla córtalo por la mitad con un cuchillo. Retira todas las pepitas que encuentres. Con un exprimidor puedes exprimir las mitades del limón dentro de otra taza pequeña. Si no tienes exprimidores lo pues exprimir a mano, pero te costará sacar todo el zumo. Coge la taza con el agua caliente y vierte la misma cantidad de limón y la misma cantidad de miel.

Remueve con la cuchara para que se mezcle bien todo. Deja que enfríe, pero sólo para que no te queme, porque para que te alivie el dolor de garganta debe estar caliente, pero sin que arda.

Toda esta información es meramente informativa y divulgativa y en ningún caso puede considerarse como sustituto de un tratamiento médico, prescripción o diagnostico. Para cualquier problema acuda a su médico.

Fuente: comida.uncomo.com

Compartir