mas

niños_limón

Mi primera experiencia ante un limón

13.01.13

El limón posee una gran cantidad de ácido cítrico, por lo que al entrar en contacto nuestro paladar con estos alimentos comienza a salivar como mecanismo de defensa.

Los gestos faciales se deben a contracciones musculares que aceleran la saliva dentro de la boca, ya que el PH del limón es muy bajo y el cuerpo tiende a reaccionar de una manera violenta.

Los bebés no son capaces de controlar completamente sus movimientos por lo que tienden a ser más expresivos frente a estas reacciones, y en muy curioso, hasta nos hacen reír, verles en sus primeras experiencias ante un cítrico.

Compartir