mas

Limones__

Efectos del limón

10.10.13

Generación tras generación, el limón y sus derivados han sido utilizados con fines gastronómicos, curativos e incluso estéticos.

Son innumerables los efectos positivos que se atribuyen a este fruto dados sus componentes: ácido cítrico, potasio, hierro, calcio y vitaminas tan necesarias para el organismo como la B y la C.

Efectos estéticos

En tiempos en los que no existían productos tan cotidianos en la actualidad como la laca o la gomina, el zumo de este cítrico era utilizado para fijar y embellecer el peinado. A pesar de que esta costumbre ha quedado relegada al recuerdo en el mundo occidental, existen otros usos estéticos del zumo de limón que, lejos de haberse abandonado, siguen estando vigentes entre las nuevas generaciones.

Uno de estos usos consiste en introducir durante unos minutos las uñas de las manos en zumo de limón con el objetivo de blanquearlas, fortalecerlas y embellecerlas. A este truco suelen recurrir todas aquellas personas que desean lucir una manicura francesa natural, sin laca de uñas blanca en las puntas. Las cutículas también se benefician de este baño de zumo, ya que, al igual que las uñas, también quedan fortalecidas.

Las hojas de limonero exhalan un aroma suave y agradable a limón, razón por la que todavía hay quien las frota sobre la ropa e incluso sobre la piel para perfumarla.

Efectos relajantes

 Este último uso, además de estar al servicio de la estética, también es útil para reducir la ansiedad, ya que la fragancia a limón tiene efectos relajantes sobre el sistema nervioso de quien la huele. Consumido en forma de zumo, este cítrico se convierte, junto a la valeriana, en el mejor antiespasmódico y tranquilizante natural, ya que no posee efectos secundarios.

El alto contenido en potasio que alberga el limón hace que el consumo de este fruto amarillo y ácido también sea beneficioso para todo aquel que sufra problemas cardíacos o de corazón.

Efectos digestivos

 ¿Quién no ha recomendado la ingesta de limonada para aliviar las malas digestiones? El limón reduce de manera considerable la cantidad de gas en el estómago, lo que soluciona el problema de la hinchazón en la zona de la barriga. La ingesta de este fruto también estimula la secreción de saliva y de jugos gástricos, algo que es indiscutiblemente benévolo para la digestión del quien lo toma.

El estreñimiento o las lombrices intestinales son problemas que afectan a un porcentaje relativamente alto de la sociedad –éste último sobre todo a niños- que también pueden combatirse con la ingesta de limón por parte de los afectados.

Efectos antisépticos

Antiguamente, las abuelas añadían a la tierra un poco de zumo de limón para evitar el dolor y la inflamación en la piel que provocan las tan temidas picaduras de avispa. A pesar de que en la actualidad existen multitud de fármacos y productos adecuados para este fin, el zumo de limón con tierra sigue siendo el remedio más recurrido cuando la farmacia queda lejos.

Su poder desinfectante logra combatir el virus del herpes y limpiar de gérmenes los cortes leves, las heridas e incluso las llagas, por lo que este cítrico también se utiliza en estos casos como remedio casero cuando no es posible aplicar un fármaco adecuado.

El escozor que provoca el zumo de limón en contacto con las heridas o el desgaste del esmalte bucal son algunos de los pequeños inconvenientes que conlleva la ingesta o aplicación del limón con fines terapéuticos, razón por la que se recomienda siempre tomarlo rebajado con agua y enjuagar bien la boca después de la ingesta.

Toda esta información es meramente informativa y divulgativa y en ningún caso puede considerarse como sustituto de un tratamiento médico, prescripción o diagnostico. Para cualquier problema acuda a su médico.

Compartir