mas

Bonsái limonero

28.04.14

El árbol de limón es un cítrico popular que puede crecer fácilmente como un bonsái. Este cítrico es un árbol sensible al frío que crece con fuerza a plena luz del sol. Produce un follaje abundante de color verde oscuro y fragantes flores de primavera. Cuando se le poda adecuadamente, el bonsái de limón produce fruta comestible, de un tamaño proporcional al árbol, que tiene las mismas cualidades que sus iguales de tamaño natural.

Instrucciones pata tener un bonsái limonero:

Lo primero que debemos hacer es determinar el tamaño apropiado que deseamos para nuestro bonsái, no es necesario que sea extremadamente pequeño. Eligir un macetero profundo con buen drenaje que sirva para el tamaño deseado es una de la primeras decisiones claves que debemos tomar.

Al macetero le incorporaremos una parte de abono orgánico, como moho de hojas o corteza de pino, con dos partes de arena gruesa y limpia y cinco partes de esfagno puro. Debemos mezclare bien los materiales para crear una marga balanceada. Cubrimos todos los agujeros de drenaje del contenedor con malla metálica para mantener a las raíces y la tierra en el contenedor y las pestes y los ácaros fuera.

Sacamos el árbol de limonero de su contenedor original revisando el sistema de raíces. Quitaremos el exceso de suelo del mismo en caso de ser necesario. Cortaremos no más de un tercio de las puntas de las raíces asegurándonos de quitar toda la raíz muerta.

Llenaremos el macetero hasta un tercio del centro del árbol, llenando el resto con la mezcla de tierra. Debemos cubrir bien todas las puntas de las raíces. Una vez hecho, presionaremos la tierra firmemente alrededor del árbol.

Añadiremos agua tibia por toda la superficie hasta que salga por los agujeros del drenaje. Moveremos nuestro bonsái hasta una zona cálida en la que reciba al menos 8 o 10 horas de luz solar directa al día. Es importante alejar el bonsai de las zonas con variaciones directas de temperatura: A/A, calefactores…

Cuidados

Debemos regar nuestro bonsái de manera poco frecuente para permitir que la tierra se seque un poco entre las irrigaciones. Es importante revisar la humedad de la tierra antes de volver a regar para evitar ahogar al bonsái.

La época de poda es durante su crecimiento: Entresaca las ramas y tallos interiores para aumentar la circulación del aire y la penetración de la luz en todo el árbol, y quita los brotes y chupones que crezcan vigorosamente y no se acomoden a la forma del limonero. Utiliza tijeras de podar afiladas y esterilizadas durante este proceso.

Evitaremos reutilizar tierra vieja.

Fuente: ehowenespanol.com

Compartir